Han pasado más de dos meses desde que la escalada belicista de Vladimir Putin decidiera atacar Ucrania. Semanas de angustia e incertidumbre desde todas partes del mundo, que observan con preocupación las devastadoras consecuencias para el pueblo ucranio y la trascendencia internacional del conflicto.

Una de las últimas noticias que hemos conocido acerca de la situación ha sido la creciente preocupación rusa por proteger sus intereses en el Mar Negro.

Despliegue de delfines con adiestramiento militar

El Instituto Naval de Estados Unidos (USNI) ha captado unas imágenes en las que se detectan varios corrales de delfines en las proximidades del puerto de Sebastobol, uno de los puntos clave en esta escalada de violencia. 

Todo parece indicar que el uso de estos inteligentes cetáceos por parte del gobierno de Putin se debe a su interés de proteger tanto el puerto como a las numerosas embarcaciones rusas atracadas en él de posibles ataques submarinos por parte del ejército ucraniano.