La escalada bélica que Rusia lleva provocando desde hace semanas se ha seguido con interés y preocupación desde España y desde el primer momento en el que se empezó a hablar de la posibilidad de un conflicto armado. Empresas, particulares y estamentos públicos han manifestado su apoyo al pueblo ucranio y han pedido a Rusia que deponga las armas en pro de la paz y la estabilidad.

Muestras de solidaridad

La generosidad, implicación y solidaridad del pueblo español no suelen pasar desapercibidas y, menos, en una tragedia del calado de la que se está viviendo en Ucrania. 

Varios gobiernos regionales han anunciado la disponibilidad de camas hospitalarias en centros sanitarios de su competencia para atender a heridos en caso de que sea necesario su traslado a nuestro país.