Las diversas vacunas que han surgido contra el COVID-19 representan una esperanza para frenar la pandemia. La llamada a inmunizarse ha sido mundial, pues aunque los estudios se han realizado sobre la marcha, se ha demostrado que los beneficios de la inoculación superan posibles efectos secundarios. Sin embargo, la incertidumbre sobre el efecto de las vacunas en mujeres embarazadas o lactantes no ha cesado. Aquí te damos información que debes conocer para tomar una decisión. 

– ¿Qué dice la OMS?

Prudencia. Esa es la palabra que podría resumir la posición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la vacunación en gestantes y lactantes. El máximo organismo sanitario ha señalado que las embarazadas se deben vacunar cuando los beneficios superen los riesgos potenciales. Especifican que los datos disponibles provienen de estudios de observación que son limitados. 

– ¿Hay estudios clínicos al respecto?

Hasta la fecha, miles de embarazadas y lactantes se han vacunado contra el COVID-19. Según señalan los estudios, no se han generado efectos secundarios graves y tampoco se espera que los haya. Pfizer y Moderna son los laboratorios que han publicado estudios clínicos al respecto. Para la investigación se hicieron pruebas en 35.691 mujeres embarazadas. Se determinó que tras aplicar la dosis no hubo aumento de riesgos en el embarazo o el parto, ni tampoco complicaciones para la madre ni para el niño. 

– ¿Qué recomiendan los médicos especialistas?

La mayoría de los especialistas en ginecología y obstetricia recomiendan la vacunación. Especialmente, señalan que deben vacunarse las embarazadas y lactantes que se hallan en grupos de población de riesgo, las trabajadoras esenciales y a las que por su edad les toque recibir la vacuna. Sin embargo, son cautos en sugerir una vacunación universal. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *