En el amor no hay garantías, pero sí existen ciertas acciones que ayudan a que una relación perdure en el tiempo. Las parejas estables y felices saben que ciertas actitudes no las conducen a nada bueno. Por eso, evitan en la medida de lo posible decir o hacer cosas que no aportan nada positivo a la relación y que crean conflictos innecesarios. Aquí te contamos siete cosas que nunca deberías hacer si quieres tener una relación fuerte y sana. 

1. Presionarse

A nadie le gusta sentirse presionado, mucho menos por su pareja, pues esta debería ser nuestro apoyo y consuelo. Cuando le pedimos con insistencia que haga algo que no desea hacer o cuando siente que es el momento de hacerlo, estamos poniendo una carga sobre nuestra pareja que a la larga puede generar discusiones y malestar. Lo mejor para evitar esta situación es actuar con empatía y buscar una solución conjunta sin generar roces. 

2. Caer en suposiciones

La mejor manera de crear un problema sin fundamento es suponer. Muchas parejas caen en el error de creer que conocen lo suficiente al otro como para hacer suposiciones, dando por hecho lo que la otra persona querría o pensaría en ciertas situaciones. No somos lectores de mentes: lo ideal siempre es preguntar si tenemos dudas o si queremos estar al tanto de lo que piensa o siente nuestra pareja. La comunicación es fundamental en las relaciones felices. 

3. Tener expectativas irreales

Quienes llevan tiempo en una relación saben que no se trata de una tarea fácil. No conviene generarse falsas expectativas ni pensar que el amor siempre será suficiente para que la relación funcione.  Tenemos que ser conscientes de que surgirán problemas, de que tenemos defectos y de que cometemos errores; y debemos estar abiertos a enfrentarnos a ello. Quienes salen corriendo ante la menor dificultad o montan un drama ante estas situaciones fracasarán abruptamente. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *